lunes, 4 de junio de 2012

Strat

Escrito en junio de 2012. 
Layla en otra situación de esas que le pasan a ella... 


Si hay algo en esta vida que odio por encima de todas las cosas son las bodas. No soporto esa colección de convencionalismos y cosas que se repiten de una a otra y que para mí son una tortura desde el principio hasta el final. 



Pues si, allí estaba yo, en una boda.  Para colmo de males, en pleno mes de julio por la tarde, y encima una de esas de compromiso puro y duro, de un compañero de trabajo. Fui aguantando, como condenado al cadalso, todos y cada uno de los pasos de aquella agonía: la llegada de los novios, la ceremonia religiosa, el arroz, la llegada al restaurante, la tarta… Sonriendo como podía pero deseando salir de aquel sitio cuanto antes.